Desde la antigüedad existen culturas que asocian la salud y la enfermedad a la corriente normal de la energía vital. De hecho, la Medicina Tradicional China y el Ayurveda con milenios de práctica, han tenido como base de sus tratamientos el equilibrio energético del cuerpo humano.

Por ejemplo, en Medicina China se describen canales energéticos a través de los cuales circula la energía vital (llamada Qi en Medicina China y Prana en Ayurveda).

Así, en bioenergetica se considera que el ser humano está organizado en energías, que son la fuerza vital que mueve a los seres vivos.

Se ha estudiado que los canales energéticos se asocian al campo electromagnético del cuerpo humano y reciben el nombre de “meridianos”. En palabras de Kuman, cada meridiano contiene múltiples elipses conductores de electricidad que se orientan a lo largo del canal y que están incrustados en el tejido dérmico; son conocidos como puntos de acupuntura.

Qué es

Entonces, la medicina bioenergética es el campo de la Medicina Complementaria o Medicina Integrativa, que estudia el equilibrio de las diferentes energías del organismo con el fin de mantenerlo integrado al conjunto energético global del universo. Entiende al ser humano como una unidad e integra en el análisis diagnóstico, los aspectos: físico, mental y espiritual, integrados al contexto familiar y socio-cultural, en el que pueden caber las creencias individuales y en las que influye el deseo de curarse.

Qué beneficios pueden obtenerse

Como los que se obtienen con la medicina integrativa y la medicina mente cuerpo, entre algunos de los múltiples beneficios de la medicina bioenergética cabe mencionar:

  • Aumentar la conciencia de sí mismo y fortalecer el autoconocimiento
  • Descargar emociones reprimidas y eliminar tensiones musculares
  • Mejorar la autoestima
  • Centrarse hacia el presente
  • Sentirse con mayor vitalidad e irradiar positivismo a otras personas
  • Contribuir en el tratamiento de cualquier enfermedad
  • Desbloquear el flujo energético
  • Influenciar sobre los planos físico, mental y emocional de la persona para facilitar sus procesos de autocuración y mejorar su sensación de bienestar, como lo busca hacer la medicina cuerpo-mente.

Qué puede esperarse de una consulta de medicina bioenergética

Primero, se requiere una historia clíncia completa que permita conocer sus síntomas físicos, mentales y emocionales, así como sus antecedentes personales y familiares, incluyendo su contexto familiar, ambiental y socio-cultural.

Posteriormente se propone el plan de tratamiento, que será elaborado de común acuerdo médico-paciente e incluirá terapias bioenergéticas.

Qué es una terapia bioenergética

Son aquellas terapias que buscan reorganizar los circuitos energéticos para promover la autocuración. Dentro de ellas cabe mencionar: la acupuntura, la auriculoterapia, el reiki, la terapia floral, la digitopresión, la terapia neural, la terapia con filtros, la sanación pránica, la terapia con campos magnéticos, la terapia con cristales, la cromoterapia, la terapia con poliedros.

Incluso, ustedes pueden elegir la terapia bioenergética que más les interese y buscar al especialista en el tema, estableciendo los objetivos de tratamiento con el médico, profesional de la salud o terapeuta experto.

Referencias

– Ministerio de salud y protección social. Lineamientos técnicos para la articulación de las medicinas y las terapias alternativas y complementarias, en el marco del sistema general de seguridad social en salud. Mayo, 2018. Disponible en https://www.minsalud.gov.co/sites/rid/Lists/BibliotecaDigital/RIDE/VS/TH/lineamientos-mtac-sgsss.pdf

– Kuman M. Measuring reiki healing – mistery, placebo or real energy healing.  J Altern Complement Integr Med 2017 3(22):1-4 DOI: 10.24966/ACIM-7562/100022

No duden en comentar si tienen inquietudes o quieren compartir experiencias. Si buscan acceder a servicio médico, con mucho gusto estaré dispuesta a ayudarles. Si gustan acceder a mis programas educativos y gratuitos, pueden registrarse.

Iveth Ussa
Iveth Ussa

Me encanta ayudar a cualquier persona en la consecución de su Bienestar Integral, en el que su naturaleza interna (la fuente del ser y sus funciones biológicas) se equilibre con su naturaleza externa (el entorno que le rodea), haciendo uso de métodos de origen natural que le permitan alcanzar una Salud Plena: salud física, salud mental y salud espiritual, y no solo la ausencia de la enfermedad.
Soy médica y mi vocación está en el servicio humanizado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.