Muchas personas piensan que la «Medicina Alternativa» y la «Medicina Complementaria», no tienen ningún fundamento científico y están basadas únicamente en las creencias de las personas. Pero cuando se revisa la literatura, se documentan años de investigación que fundamentan su uso y su razón de ser.

A continuación les expongo, tres campos científicos de larga data que justifican la acción de las terapias mente-cuerpo y las terapias bioenergéticas, haciendo especial énfasis al reiki y la acupuntura.

Electromagnetismo

El magnetismo está constituido por cargas eléctricas en movimiento y en reposo, siendo los electrones los que otorgan las propiedades magnéticas de los cuerpos. A nivel biológico, se manifiesta en las corrientes transmembrana y en los orgánulos celulares, como las mitocondrias.

En el siglo XX, investigadores de la Unión Soviética lograron visualizar los campos electromagnéticos con una cámara que denominaron “Kirlian”. Hacia la década de 1960, los científicos empezaron a medir el campo biomagnético del corazón humano. Y, en 1971, investigadores relacionaron el grado de polarización celular con la síntesis de ADN y el grado de mitosis, indicando que un potencial de reposo transmembrana bajo, activaba la mitosis celular, predisponiendo al cáncer.


Entonces, el campo electromagnético del ser humano constituye una de las bases de la actividad biológica que permite mantener sincronizadas las funciones corporales para conservar la salud. Este campo energético se basa en la actividad física del cuerpo, en la actividad mental del cerebro y en la actividad del ser humano con su entorno social, ambiental y espiritual.

Para explicar el electromagnetismo en terapias bioenergéticas, cabe mencionar a Zimmerman, quién en la década de 1990, midió el campo magnético de practicantes de “toque terapéutico” con un dispositivo superconductor de interferencia cuántica (llamado SQUID). 

Zimmerman concluyó que, cuando los hemisferios cerebrales estaban en equilibrio, las manos de estos terapeutas emitían una frecuencia de pulsación igual a la que se emitía en un cerebro con ondas alfa (el mismo que se observa en estados meditativos) y que oscilaba entre 7.8 a 8 Hz, determinando que la energía de estos practicantes contenía pulsos electromagnéticos

Años después, Seto et al, detectaron campos biomagnéticos de la palma de practicantes de yoga, meditación, Qi-gong y modalidades similares, mediante un sistema especial de detección de campo magnético. Encontraron que en tres personas de las 37 estudiadas, se halló una medida de 2 a 4 mGauss en un rango de frecuencias de 4 a 10 Hz, siendo 1000 veces mayor que la detectada en un ser humano que no practica estas técnicas. Concluyeron que ese fuerte campo no podría derivarse del cuerpo interno por sí solo, por lo tanto, el origen de esa fuerza aún permanece desconocida y supusieron que puede estar originada en la energía vital (Qi) descrita en la medicina y filosofía tradicional oriental.

Finalmente, aunque aún se requiere más investigación, es posible mencionar que el efecto terapéutico que ejercen las manos de terapeutas de reiki y de toque terapéutico, es debido a la emisión de ondas electromagnéticas similares a las emitidas por dispositivos tecnológicos empleados en la terapia con campos magnéticos, capaces de lograr un equilibrio de los potenciales eléctricos y la polarización celular. Estos dispositivos son inductores de la polarización celular y han demostrado ser útiles en remodelación ósea, reducción de dolor posoperatorio, y se han empleado en rehabilitación de evento cerebrovascular, así como en artritis, enfermedad de Alzheimer, enfermedades cardíacas, depresión, osteoporosis, entre otras.

Por otro lado, se ha logrado demostrar la existencia de puntos de acupuntura gracias a mediciones eléctricas sobre ellos, hallando que, cuando un órgano está enfermo, su meridiano presenta un potencial eléctrico inferior al normal y, cuando los puntos respectivos se someten a tratamientos frecuentes de acupuntura, aumenta el potencial eléctrico del punto tratado al tiempo que la sintomatología del paciente se reduce.

Psiconeuroinmunología

También llamada psiconeuroinmunoendocrinología, es un campo de la ciencia que estudia «las relaciones bidireccionales entre la conducta, el cerebro, el sistema inmune, endocrino y sus consecuencias clínicas». Su desarrollo es reciente y las investigaciones apoyan la teoría de que las interacciones entre estos sistemas son complejas y principalmente de tipo bioquímico.

En conclusión, el entorno social, las creencias personales, la genética, las características cognoscitivas y comportamentales de cada persona, determinarán la manera en que se procesan sus situaciones estresantes, que a su vez, generarán diversos sentimientos y liberación de mediadores químicos (hormonas y neurotransmisores) que activarán diversos mecanismos de respuesta biológica, ya sea suprimiendo o reduciendo la respuesta inmune, para al fin, desencadenar en síntomas y enfermedades.

O, por el contrario, tener la capacidad de activar el sistema inmune de manera positiva y estimular los mecanismos de auto-curación.

Entonces, modificar una respuesta positiva a nivel psicológico, cognoscitivo y comportamental, otorgará la posibilidad de restaurar la salud, planteando el tratamiento coadyuvante y/o preventivo de cada paciente.


Teoría polivagal

Es una teoría que explica cómo actúa el sistema nervioso autónomo sobre el comportamiento, al articularse dos sistemas de defensa: el de lucha; en el cual se activa el sistema nervioso simpático; y el de inmovilización; en el que media el sistema nervioso parasimpático. Es este último, mediado por el nervio vago, el que se relaciona con los sentimientos de seguridad y el comportamiento social espontáneo.

El sistema nervioso parasimpático (mediado por el nervio vago) tiene dos vías de intercomunicación: una antigua no mielinizada, que sirve para apoyar el crecimiento y restauración mediante la regulación de los órganos que están por debajo del diafragma, y otra nueva mielinizada, que reduce la frecuencia cardíaca, apoya los estados de tranquilidad y a su vez está relacionada con los nervios craneales que regulan los músculos de la cara, principalmente involucrados en los comportamientos sociales. Esto implica que los sentimientos de tranquilidad, alegría, miedo, preocupación o inseguridad sean expresados a través de los gestos, las expresiones faciales y la prosodia, lo cual puede ser percibido por otra persona.

Cuando alguien se siente seguro, se reducen los mecanismos de defensa involuntarios del sistema nervioso autónomo y se facilita una terapia óptima en donde media la tranquilidad y la confianza. Entonces, es función de un terapeuta bien entrenado o con experiencia, ser totalmente receptivo, percibir las necesidades del paciente y establecer una relación empática, para experimentar relaciones terapéuticas positivas y facilitar condiciones para el crecimiento y el cambio.

Por ello, la efectividad de una terapia cuerpo-mente también va a depender de la empatía que se establezca entre terapeuta y paciente. Esta teoría también explica claramente la importancia de una adecuada relación médico-paciente.


Con este breve esquema, termino comentando que algunos de los beneficios descritos en la literatura científica, documentan efectos positivos sobre la migraña con biofeedback; en la fatiga de la esclerosis múltiple con yoga, asimismo como coadyuvante en el control de ataques epilépticos; mejorar el estado de ánimo y el sueño, prevenir el envejecimiento prematuro y reducir el estrés en pacientes con artritis reumatoide mediante el uso de la meditación; y el Tai-Chi para mejorar la fibromialgia.

Referencias

  • Kuman M. Measuring reiki healing – mistery, placebo or real energy healing.  J Altern Complement Integr Med 2017 3(22):1-4 DOI: 10.24966/ACIM-7562/100022
  • Burr HS. Blueprint for immortality The electric patterns of life. London Neville Spearman, 1972. Disponible en: https://es.scribd.com/doc/79627029/Harold-Saxton-Burr-Blueprint-for-Immortality
  • Cabrero M. El campo energético humano y la electricidad. Electromundo. 2011; 1-14. Disponible en: https://www.researchgate.net/publication/313638157_EL_CAMPO_ENERGETICO_HUMANO_Y_LA_ELECTRICIDAD
  • Hart LK, Freel MI, Haylock PJ, Lutgendorf SK. The use of healing touch in integrative oncology. Clin J Oncol Nurs. 2011 Oct;15(5):519-25. doi: 10.1188/11.CJON.519-525
  • Bardasano JL. Electromagnetismo, glándula pineal y salud pública. Ponencia. Disponible en: http://medicionderadiaciones.com/bardasano.pdf
  • Zimmerman J. Laying-on-of- hands healing and therapeutic touch: A testable theory. Journal of BioElectroMagnetics Institute. 1990;2:8–17
  • Seto A, Kusaka C, Nakazato S, Huang WR, Sato T, Hisamitsu T, Takeshige C. Detection of extraordinary large bio-magnetic field strength from human hand during external Qi emission. Acupunct Electrother Res. 1992;17(2):75-94. DOI: 10.3727/036012992816357819
  • Thrane S, Cohen SM. Effect of Reiki therapy on pain and anxiety in adults: an in-depth literature review of randomized trials with effect size calculations. Pain Manag Nurs. 2014 Dec;15(4):897-908. doi: 10.1016/j.pmn.2013.07.008
  • Madroñero de la Cal A. Utilización terapéutica de los campos magnéticos II. Revisión de sus diferentes aplicaciones. Patología del aparato locomotor. 2004;2(2):90-104. Disponible en: https://www.mapfre.com/ccm/content/documentos/fundacion/salud/revista-locomotor/vol02-n2-art3-campos-magneticos.pdf
  • Lipszyc M. Manual de auriculoterapia. Editorial Kier 3a ed. Buenos Aires, 1989
  • Camelo SM. Psiconeuroinmunología: breve panorámica. Diversitas Perscpectivas en psicología. 2005;1(2):148-60. Disponible en: http://www.scielo.org.co/pdf/dpp/v1n2/v1n2a04.pdf
  • Fors M, Quesada M, Peña D. La psiconeuroinmunología, una nueva ciencia en el tratamiento de enfermedades. Revisión bibliográfica. Rev Cubana Invest Biomed 1999;18(1):49-53. Disponible en: http://scielo.sld.cu/pdf/ibi/v18n1/ibi18199.pdf
  • Ayala E. Psiconeuroinmunologia Interrealación entre los sistemas nervioso, endocrino e inmunitario. Ambito farmacéutico Inmunología 2009;28(6):110-16
  • Geller SM, Porges SW. Therapeutic Presence: Neurophysiological Mechanisms Mediating Feeling Safe in Therapeutic Relationships inhibited. 2014; 24(3): 178-92. http://dx.doi.org/10.1037/a0037511

No duden en comentar si tienen inquietudes o quieren compartir experiencias. Si buscan acceder a servicio médico, con mucho gusto estaré dispuesta a ayudarles. Si gustan acceder a mis programas educativos y gratuitos, pueden registrarse.

Iveth Ussa
Iveth Ussa

Me encanta ayudar a cualquier persona en la consecución de su Bienestar Integral, en el que su naturaleza interna (la fuente del ser y sus funciones biológicas) se equilibre con su naturaleza externa (el entorno que le rodea), haciendo uso de métodos de origen natural que le permitan alcanzar una Salud Plena: salud física, salud mental y salud espiritual, y no solo la ausencia de la enfermedad.
Soy médica y mi vocación está en el servicio humanizado.

One thought on “Bioenergetica y Terapias cuerpo-mente fundamentadas en la ciencia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *