Qué es el azúcar

El azúcar blanco, refinado, de mesa, o científicamente llamado «sacarosa», es un carbohidrato simple, compuesto por una molécula de glucosa y otra de fructosa. 

Ahora, este azúcar no hace referencia solo al blanco ? que muchos adicionan a sus comidas y bebidas, sino también, al que la industria alimentaria añade a la gran mayoría de alimentos empaquetados y envasados ??… Y si no lo creen, por favor revisen los ingredientes de sus galletas preferidas ?, del chocolate, del yogur, de la salsa, del pan ?, del jamón, de las salchichas, de las gaseosas u otro producto empaquetado similar que tengan en casa. 

… Y es que, lo que ocurre con este elemento, es que aporta calorías sin nutrientes ?. 

No proporciona Ni vitaminas, Ni minerales, Ni proteínas. A diferencia de una fruta ?, verdura o cereal, que además de ser ricos en vitaminas, minerales y fibra, también suministran antioxidantes y compuestos biológicos benéficos para la salud, como los polifenoles y flavonoides. 

Cuáles son los riesgos de consumir azúcar

Entonces, el azúcar blanco o el que ya viene adicionado en los alimentos procesados y refinados, es perjudicial para la salud porque incrementa el riesgo de sufrir:

? De sobrepeso u obesidad. Cuando la dieta es rica en azúcar, las comidas son más densas en energía, así, su consumo frecuente, sumado al sedentarismo, promueve la obesidad y por mecanismos fisiopatológicos, se alteran las vías de señalización de dos hormonas fundamentales para usar la energía: la insulina y la leptina. En  consecuencia, se pueden generar cambios en el genotipo de la persona, llevando a una resistencia hacia estas dos hormonas por parte de los tejidos. Es la llamada «insulinorresistencia», el primer paso hacia la enfermedad llamada «diabetes mellitus tipo 2». 

? De diabetes, síndrome metabólico, síndrome de ovario poliquístico, hipertrigliceridemia (“triglicéridos altos”) o hígado graso.

? De caries dental. 

? De algunos tipos de cáncer, especialmente de páncreas, de mama y de colon.

? De demencia tipo Alzheimer

Y si estos motivos aún son insuficientes para comprender lo perjudicial que es el azúcar, no deben desconocer que:

El azúcar incrementa la ansiedad por comer y el deseo constante hacia los alimentos sin saciarse.

La ansiedad por comer generada por el consumo de azúcar

Esto ocurre porque cuando se consume azúcar en exceso, se alteran las vías neurológicas de regulación del apetito y de la saciedad, estimulando un circuito denominado “hedónico”, el cual involucra la respuesta placentera y gratificante hacia comidas sabrosas. De esta manera, inclusive sin presencia de déficit calórico, se altera la motivación por comer, generando comportamientos compulsivos. 

Así, los alimentos que muchos consideran «sabrosos» por ser ricos en azúcar o en grasas, pueden desencadenar fuertemente estos sistemas de recompensa/motivación llamados hedónicos, fomentando la ingesta de alimentos más allá de los requisitos energéticos necesarios. 

Si bien esto pudo haber sido evolutivamente ventajoso al fomentar el almacenamiento de grasa cuando los alimentos escaseaban en el hombre nómada, hoy en día comer en exceso se convierte en un peligro, con mayor razón si se trata de una persona sedentaria.

Cómo evitar el azúcar y consumir alimentos naturalmente ricos en glucosa, vitaminas y minerales

Lo primero consiste en modificar creencias. Una vez se ha comprendido que el azúcar es riesgoso para la salud, empiecen a hacer cambios positivos en sus hábitos.

  • Por ello, la invitación es cambiar los azúcares refinados por alimentos más nutritivos y de menor valor calórico como las frutas, las verduras, las frutas deshidratadas orgánicas, los cereales (avena, arroz integral, cebada) y los tubérculos.
  • Si ya están animados y gustan suprimir el azúcar blanco de su dieta pero es difícil acostumbrarse, empleen miel 100% de abejas** sin sobrepasar una cucharada día, o stevia directamente de la planta fresca, en polvo seco o en extracto líquido libre de edulcorantes artificiales. 
  • O postres o productos endulzados con miel 100% de abejas** o stevia cuando el antojo está presente.

**Se requiere una prescripción especial en caso de sufrir ciertos trastornos como diabetes, sobrepeso, obesidad, resistencia a la insulina o síndrome metabólico. Por eso, consulten con un médico integrativo o un profesional experto en apiterapia sobre su caso particular.

No duden en comentar si tienen inquietudes o quieren compartir experiencias. Si buscan acceder a servicio médico, con mucho gusto estaré dispuesta a ayudarles. Si gustan acceder a mis programas educativos y gratuitos, pueden registrarse.

Iveth Ussa
Iveth Ussa

Me encanta ayudar a cualquier persona en la consecución de su Bienestar Integral, en el que su naturaleza interna (la fuente del ser y sus funciones biológicas) se equilibre con su naturaleza externa (el entorno que le rodea), haciendo uso de métodos de origen natural que le permitan alcanzar una Salud Plena: salud física, salud mental y salud espiritual, y no solo la ausencia de la enfermedad.
Soy médica integrativa y mi vocación está en el servicio humanizado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.